miopia-oftalmolima

Miopía: síntomas, causas, riesgos y tratamiento

¿Qué es la Miopía?

La miopía es un tipo de error de refracción común en que los objetos cercanos se ven con claridad pero los objetos lejanos se ven borrosos. Se debe a una curvatura excesiva del cristalino que hace que las imágenes de los objetos se formen un poco antes de llegar a la retina. La luz no puede enfocar en la retina y hace que los objetos lejanos se vean borrosos.

En realidad, la miopía no se puede considerar una enfermedad siempre y cuando no se supere una determinada graduación, sino un defecto óptico de refracción, ya que es producto de variaciones biológicas normales del sistema visual que producen un fallo en la correlación entre los diferentes componentes del ojo (curvatura corneal, potencia del cristalino, longitud axial y profundidad de la cámara anterior).

¿Qué es la refracción?

La refracción ocurre cuando la luz cambia su dirección al pasar a través de un objeto hacia otro. La visión ocurre cuando los rayos de luz se desvían (son refractados) al pasar a través de la córnea y el cristalino. Esta luz es enfocada luego sobre la retina. La retina transforma la luz en impulsos eléctricos que se envían al cerebro a través del nervio óptico. El cerebro interpreta estos mensajes, convirtiéndolos en las imágenes que vemos.

¿Qué son los errores de refracción?

Cuando hay un error de refracción, la forma del ojo evita que la luz se enfoque sobre la retina. El largo (la longitud) del globo ocular (más corto o más largo), cambios en la forma de la córnea o el deterioro del cristalino, pueden causar errores de refracción.

Síntomas de la Miopía

Los síntomas de la miopía pueden presentarse desde la infancia y pueden aumentar con el paso de los años al producirse cambios en la medición de la vista. Generalmente, la miopía tiende a estabilizarse a partir de los 18 años. Puede presentarse asociada a otros defectos refractivos, como el astigmatismo (astigmatismo miópico) y la presbicia o vista cansada.

  1. Entornar los ojos para ver los objetos lejanos
  2. Acercarse a los objetos para verlos
  3. Fatiga visual
  4. Dolores de cabeza

En el caso de los niños, la miopía suele manifestarse en edad escolar, por lo que es importante estar atentos a posibles síntomas en las escuelas. Los síntomas más habituales son:

  • Mirar con dificultad lo que pone en la pizarra.
  • Acercarse mucho los libros para leer.
  • Sentarse muy cerca del televisor.
  • Entrecerrar a menudo los ojos en un acto reflejo para que los objetos lejanos parezcan más nítidos.
  • Escozor en los ojos.

Como la miopía evoluciona durante los años de crecimiento, se hace necesario ir cambiando de gafas o de lentes una vez al año.

Tipos de Miopía

Generalmente, se suelen distinguir dos tipos de miopía:

  • Miopía simple: que suele ser inferior a 6 dioptrías. La miopía simple es el tipo más frecuente y no se puede prevenir, aunque sí debe ser detectada a tiempo a través de un examen oftalmológico completo y corregido mediante el uso de gafas, lentes de contacto o mediante diferentes tipos de técnicas quirúrgicas.
  • Miopía magna, alta miopía o patológica: cuando la medición del paciente supera las 6 dioptrías y que está producida por una elongación excesiva del globo ocular. En algunos casos, la miopía magna, que sí se considera una patología visual, puede derivar en cambios degenerativos asociados a la elongación excesiva del ojo, especialmente a nivel de la retina, comprometiendo seriamente la visión de la persona que la padece.

¿Cómo se desarrolla la Miopía?

Cuando los ojos enfocan las imágenes delante de la retina en lugar de hacerlo sobre la retina. Esto puede ocasionar una visión borrosa. Ocurre cuando el globo ocular es demasiado largo y evita que la luz que viene ingresando se enfoque directamente sobre la retina. También puede ocurrir cuando la córnea o el cristalino tienen forma anormal.

¿Quién corre el riesgo de tener Miopía?

La miopía puede afectar tanto a los niños como a los adultos. Afecta a ¼ de la población mundial, cifra en aumento. La miopía se diagnostica con frecuencia en niños entre 8 y 12 años de edad. Puede empeorar durante la adolescencia. Puede que pocos cambios ocurran entre los 20 y los 40 años de edad, pero a veces la miopía puede empeorar con la edad. Las personas cuyos padres tienen alta miopía pueden tener más probabilidades de sufrir esta dolencia ocular.

Diagnóstico de Miopía

Un oftalmólogo puede diagnosticar la miopía y otros errores de refracción durante un examen completo de los ojos con las pupilas dilatadas. Muchas veces, las personas con este problema visual van a su oftalmólogo por tener incomodidad visual o visión borrosa para leer y trabajar.

Riesgos

La falta de prevención de salud visual conlleva a tener unas 8 dioptrías de daño visual y puede originar enfermedades visuales graves como lo son: el glaucoma y el desprendimiento de retina.

Tratamiento de la Miopía

¿Cómo se corrige la miopía?

La miopía se puede corregir con anteojos medicados, lentes de contacto medicados y/o cirugía.

Los anteojos

Son la forma más simple y segura de corregir la miopía, si la graduación es menor de 6 dioptrías.

Los lentes de contacto

Funcionan al estar medicados y convertirse en la primera superficie de refracción para los rayos de luz que entran al ojo. Esto resulta en una refracción o un enfoque más preciso. En muchos casos, los lentes de contacto brindan una visión más clara, un campo visual más amplio y una mayor comodidad. Son una opción segura y eficaz si se ajustan y se usan de manera correcta. Sin embargo, los lentes de contacto no son la mejor opción para todas las personas.

Cirugía

La miopía puede ser tratada empleando diferentes técnicas (Lasik, PRK/Lasek, implantación de una lente intraocular…) en función de las características fisiológicas de cada paciente. Debe ser el oftalmólogo el que, analizando estas particularidades en la consulta preoperatoria indique qué tipo de cirugía es la más adecuada para cada caso. Hay que tener en cuenta que cerca del 80% del éxito de la cirugía depende de un buen diagnóstico y de la indicación sobre qué técnica es la más adecuada, como son:

  • Anillos Intraestromales:

    según necesite el caso.

  • Lentes intraoculares:

    lentes fáquicos de cámara anterior, monofocales, trifocales y multifocales. para corregir defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo). Está indicada para aquellas personas que desean prescindir de la corrección óptica.

  • Cirugía refractiva láser:

    Tiene el propósito de cambiar de manera permanente la forma de la córnea para mejorar la visión refractiva. La cirugía puede disminuir o eliminar la necesidad de usar anteojos y lentes de contacto. Existen muchos tipos de cirugías refractivas. Se debe discutir las opciones de cirugías con su oftalmólogo.

  • Láser Femtosegundo:

    Es el láser más preciso que existe en la cirugía ocular actual y representa uno de los últimos grandes avances tecnológicos en oftalmología, gracias a su rapidez y seguridad. Este láser trabaja en millonésimas de segundo y reproduce con suma exactitud las microincisiones previamente diseñadas por el cirujano en el ordenador, al que está conectado. Por tanto, la intervención no depende de forma tan directa de la destreza manual del oftalmólogo y los resultados son más predictibles.

Los menores de 45 años, son los más afectados con este problema visual.

La miopía se mide en dioptrías negativas. Por ejemplo, un paciente puede tener -3 dioptrías de miopía.

La técnica Lasik es la más extendida dentro de la cirugía refractiva láser para corregir problemas como la miopía.

Lo habitual es que la corrección con láser excímer no supere las 10 a 12 dioptrías de miopía. No obstante, cuando el paciente tiene un defecto superior a esas dioptrías, existen otros procedimientos, como las lentes intraoculares. Debe ser el médico oftalmólogo durante la primera consulta preoperatoria el que evalúe si una persona es o no candidata a la cirugía refractiva láser y qué técnica se debe aplicar en cada caso. Para ello, el médico debe valorar factores como las dioptrías que tiene el paciente, el estado de su córnea o si padece otros problemas de visión.

La medida suele ir cambiando desde que nacemos hasta los 18 ó 20 años. Por diversos motivos, puede aumentar la medida luego de los 20 años. El oftalmólogo previa evaluación puede determinar si una persona es candidata a la cirugía refractiva y/o si se considera apto cuando sus dioptrías no han cambiado la medida previa a la intervención quirúrgica.

Principales ventajas de las lentes intraoculares

El implante mediante cirugía de lentes intraoculares tiene las siguientes ventajas:

  • Permite tratar a pacientes no aptos para la cirugía láser; normalmente por tener poco espesor corneal o un número muy alto de dioptrías de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo que quieren corregir.
  • Es una intervención indolora, rápida y muy poco invasiva.
  • Proporciona una alta calidad de visión en casi todos los casos.
  • Las lentes intraoculares multifocales permiten recuperar un rango de visión óptimo; incluyendo la visión intermedia, lo que posibilita trabajar cómodamente delante de un ordenador.

SEPARA UNA CITA EN OFTALMOLIMA

Número telefónico: (01)4420492

Wsp: 974 033 461

Facebook: @oftalmolima

Instagram: @oftalmolimaperu

TikTok: @oftalmolimape

Nuestro Horario de Atención:

10:00 a. m – 6:00 p. m de lunes a viernes

Dirección: Av. Miguel Dasso 126. Of. 302 – San Isidro, Lima – Perú, ver mapa

es_PESpanish
× Escribenos y ten tu consulta virtual gratis.