IMG_4389

Edema palpebral

El edema palpebral es una acumulación anormal de líquido en los tejidos de la superficie interna del párpado, que causa una hinchazón que impide o dificulta la propia apertura completa del ojo. En algunos casos, este edema también se puede observar en la conjuntiva, puede ser unilateral (cuando se presenta en un solo ojo) o bilateral (cuando lo hace en ambos).

Causas de un edema palpebral

Pueden ser muy diversas y variadas.  Las causas más comunes son las siguientes:

Traumatismo en el propio ojo

Se produce como consecuencia de un golpe. Esto suele ocasionar la acumulación de líquido como consecuencia de la propia inflamación. En muchos casos, esta inflamación desaparece de manera natural con la curación del traumatismo, pero en otros casos la inflamación en el párpado puede persistir después de que el traumatismo se haya curado.

Conjuntivitis

La conjuntivitis aparece cuando se produce la inflamación de la conjuntiva (la capa más exterior que recubre el ojo), como consecuencia de la contaminación del acto traumático o por la infección de los agentes del medio ambiente, desencadenando la inflamación de toda la zona cercana al ojo, incluidos los párpados.

Problemas sinusales

Es otra de las causas más comunes de un edema palpebral (sinusitis). Al existir una inflamación crónica de las fosas nasales, esta puede reflejarse en otras partes de la cara y la cabeza, como por ejemplo los párpados.

Orzuelos

Los orzuelos se producen principalmente cuando uno de los folículos pilosos de las pestañas se infectan. En consecuencia, el cuerpo responde con una inflamación de toda la zona para combatir la infección, lo que, en consecuencia, también puede desencadenar el edema palpebral.

Blefaritis

La blefaritis se suele producir cuando los párpados se inflaman como consecuencia de un mal funcionamiento de las glándulas que se ubican al margen palpebral. En consecuencia, se puede producir la acumulación líquida en los párpados y desencadenar un episodio de edema palpebral.

Alergias

Son otra de las causas más comunes que puede provocar la inflamación de los ojos y, en consecuencia, la acumulación de líquido en la zona de los párpados.

Herpes ocular

El herpes es un virus que infecta diferentes tejidos y, entre ellos, también puede hacerlo en el ojo y sus zonas cercanas (párpados).

Embarazo

Es otra de las posibles causas de la existencia del edema palpebral, puede deberse sencillamente al proceso de embarazo en las mujeres (por la función hormonal temporal).

Cirugía ocular

Puede existir inflamación palpebral durante el proceso de recuperación, que generalmente es temporal.

Intoxicaciones

Cuando la persona ha estado expuesta a los efectos químicos de productos industriales y/o de trabajos en laboratorio (producción de cloruro de sodio). Reactivos químicos, etc.

Síntomas

El edema palpebral se manifiesta acompañado de:

• Visión borrosa

• Hinchazón

• Dolor de ojos

• Párpados caídos

• Mayor lagrimeo

Si este fuese el caso, que afecta la salud visual, es recomendable acudir pronto al oftalmólogo para el diagnóstico y tratamiento adecuado.

¿Cuál es el tratamiento para el edema palpebral?

Dependerá de la causa que haya originado esta hinchazón palpebral. Si el caso concreto tiene que ver con un origen alérgico, el tratamiento para el edema palpebral responderá a la prescripción de antihistamínicos indicados por el especialista.

INDICACIONES EN OTROS CASOS DE INFLAMACIÓN OCULAR

• Emplear maquillaje compartido y no tener en cuenta la composición de los elementos del producto, fecha de expiración, limpieza incorrecta de los ojos.

• Administración de lágrimas artificiales, ayudan a lubricar la superficie del ojo para darle la humedad correspondiente y a reducir la sensación de molestia o picor.

• Evitar frotarse los ojos: Aunque es un acto reflejo, se trata de una acción que debemos evitar a toda costa, porque al ejercer presión sobre los párpados, lo inflama, además, puede favorecer la presencia de bacterias ocasionando una infección local y si es constante el frotarse los ojos puede dar lugar al queratocono que es una enfermedad de la córnea.

• Uso de paños húmedos de agua fría: La aplicación de paños de agua fría (sin ejercer ningún tipo de presión) ayuda a que la hinchazón baje.

• Evitar el consumo excesivo de sal en la dieta diaria.

No se debe confundir el edema palpebral con la hinchazón de los párpados debido a la falta de sueño o a un mal descanso. Cuando esto sucede, lo más común es que la hinchazón desaparezca por sí sola después de un sueño reparador (8 horas diarias de sueño).

SEPARA UNA CITA EN OFTALMOLIMA

Teléfono: (01)4420492

Wsp: 974 033 461

Facebook: @oftalmolima

Instagram: @oftalmolimaperu

TikTok: @oftalmolimape

Horario de Atención:

10:00 a. m – 6:00 p. m de lunes a viernes

Dirección: Av. Miguel Dasso 126. Of. 302 – San Isidro, Lima – Perú, ver mapa

es_PESpanish
× Escribenos y ten tu consulta virtual gratis.