tu-vision-al-volante-es-tu-vida-oftalmolima

Tu visión al volante es tu vida

Tu visión la volante es muy importante. El conductor ha de ser consciente de sus limitaciones visuales, no subestimarlas y tomar las medidas oportunas para evitar accidentes vehiculares que causen muertes.

Entre las condiciones visuales y patologías que afectan la conducción se destacan:

  • Los errores refractivos (miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia)
  • Anomalías de la visión binocular (estrabismo, ambliopía, diplopía o visión doble y las forias)
  • Defectos en la visión de los colores como el daltonismo.
  • Glaucoma.
  • Degeneración macular asociada a la edad (DMAE).
  • Problemas en la motilidad palpebral, ocular y cataratas (visión borrosa).

¿QUÉ INTERVIENE EN LA CONDUCCIÓN?

La agudeza visual

Se trata de la capacidad del sistema visual para percibir con nitidez los pequeños detalles de los objetos. Los conductores tienen que ver con claridad para conducir de forma segura, ya que en caso contrario, se corre el riesgo de no advertir los peligros  y la respuesta  es demasiado tarde,  para reaccionar, especialmente si se conduce a una velocidad elevada. Tan importante es la visión lejana como la visión intermedia y cercana, para gozar de una buena visión en el volante de mando así como en la palanca de cambios  y los retrovisores. Aunque este aspecto no es evaluado durante los exámenes visuales y es  un factor muy importante a tener en cuenta.

Deslumbramiento

Condición visual en la que una fuente de luz relativamente brillante, situada dentro del campo visual puede causar malestar o incomodidad en la visión o hasta sufrir  la ceguera momentánea. La capacidad para recobrar la visión después de un deslumbramiento es muy importante, puesto que de ello dependerá que podamos volver a ver bien las señales y obstáculos que hay.

Sensibilidad al contraste

Es la habilidad del sistema visual para distinguir entre un objeto y el fondo sobre el cual está situado. La conducción depende en gran parte de las condiciones meteorológicas, y estas limitan o condicionan la forma en la que vemos las señales. Porque no es lo mismo conducir con niebla, lluvia, de día o de noche, de igual forma distinguir o leer bien las señales. Las personas con una baja agudeza visual en condiciones de bajo contraste tendrán más problemas al conducir.

Estereopsis

Proceso dentro de la percepción visual que permite apreciar distancias relativas entre objetos, así como entre los objetos y el observador; gracias a la visión binocular o en tres dimensiones. Cuando adelantamos, cambiamos de carril, realizamos una curva a una velocidad elevada o incluso estacionamos el vehículo en algún lugar en el que seamos capaces de distinguir bien las distancias de los obstáculos que se presentan; especialmente si el tráfico es denso.

Campo visual 

Área en la cual nuestra visión lateral o periférica nos permite ver objetos mientras que nuestra mirada está dirigida a un punto central, o, lo que es lo mismo, la porción del espacio que el ojo es capaz de ver. Durante la conducción, resulta fundamental percibir el tráfico cruzado o la presencia de peatones y animales a ambos lados de la vía sin necesidad de desviar la mirada del centro de la carretera. No se debe olvidar que este factor influye mucho en la conducción, y que a medida que aumenta la velocidad disminuye el campo visual. Por ello, los pacientes con disminución del campo visual presentan más dificultad al aumentar la velocidad. 

Percepción de los colores

La percepción de los colores juega un papel muy importante en la seguridad en carretera. Los conductores deben reconocer instantáneamente los semáforos, las señales, las luces que advierten de peligro, etcétera, por lo que las personas con deficiencias en la visión cromática pueden reaccionar con más lentitud ante ellos.

Motilidad palpebral

Lo más destacable a mencionar son las ptosis (párpados caídos), en el caso de que exista y afecte a la visión central.

Motilidad del globo ocular

Lesiones que dificulten el movimiento coordinado de los ojos pueden dar lugar a problemas como un estrabismo o diplopía. Los problemas de motilidad ocular más frecuentes son una limitación en la convergencia y/o divergencia, lo cual puede traducirse en una diplopía o limitación de campo visual.

CONDUCIR DE NOCHE

Muchos de los accidentes de tránsito graves y/o mortales se producen al ponerse el sol, lo que, entre otros factores, se puede atribuir al comportamiento de nuestra visión en condiciones de baja luminosidad. La oscuridad reduce nuestra agudeza visual y altera nuestra percepción de los colores y limita nuestro campo visual. De ahí la importancia de que todos los faros de luces del vehículo alumbren eficazmente.

En cuanto al deslumbramiento, los ojos se adaptan con más lentitud a los niveles de luz nocturna después de verse expuestos a una iluminación brillante. Esta pérdida temporal de la visión nocturna se puede evitar llevando gafas de sol durante el día. También hay que tener en cuenta que el intervalo de recuperación tras el deslumbramiento se va deteriorando a partir de los cuarenta años.

A estas condiciones normales de la visión nocturna hay que sumarle todas aquellas alteraciones o enfermedades que producen una disminución de la visión. Por eso, las personas que tienen más de 65 años, padecen glaucoma, miopía y cataratas o se han sometido a operaciones oculares recientemente deben extremar la precaución si van a conducir de noche. No deberían tener licencia de conducir personas mayores a los 75 años.

CONSEJOS

  • Mantén tus gafas y el parabrisas limpios, libres de polvo y arañazos, que pueden reducir la visión tanto en días muy luminosos como de noche.
  • Ajusta correctamente los retrovisores del coche.
  • Utiliza las lunas del auto con protección para días soleados.
  • Evita las gafas azul oscuro si tienes problemas para distinguir los colores de los semáforos.
  • Si sufres alguna alteración o enfermedad visual, procura conducir por autopistas o autovías, aumenta la distancia de seguridad, disminuye la velocidad y descansa una hora antes de retomar el viaje. Mejor si realizas la conducción vehicular descansado.
  • Aumenta el ritmo de parpadeo para frenar la fatiga ocular.

SEPARA UNA CITA EN OFTALMOLIMA

Correo: mmiranda@oftalmolima.pe

Teléfono: (01)4420492

Facebook: @oftalmolima

Instagram: @oftalmolimaperu

Horario de Atención:

10am – 6pm de Lunes a Viernes

Dirección: Av. Miguel Dasso 126. Of. 302 – San Isidro, Lima – Perú ver mapa

es_PESpanish
× Escribenos y ten tu consulta virtual gratis.