El trasplante de córnea

El trasplante de córnea es el procedimiento quirúrgico que consiste en extraer la córnea del ojo enfermo y/o dañado por una enfermedad, lesión, accidente o afecciones hereditarias, que debe retirarse y reemplazarse con tejido de donante sano.

El órgano trasplantado reemplaza y asume la función del órgano dañado del receptor, salvándole la vida o mejorando la calidad de ella.

El donante y el receptor son genéticamente distintos y de la misma especie. Este es el tipo de trasplante más común de células, tejidos y órganos entre humanos. Para evitar el rechazo generalmente se necesita tener en cuenta la inmunocompatibilidad entre donante y receptor. En la mayoría de casos es necesario seguir tomando fármacos inmunosupresivos por la vida del injerto

Indicaciones:

Clínicas. Constituye el grupo más frecuente. Por ejemplo la EBAA (Eye Bank Association of America) en el año 1994 establecía dieciséis indicaciones: edema corneal pseudofáquico, edema corneal afáquico, distrofia corneal estromal, endoteliopatías corneales primarias, adelgazamientos/ectasias, opacidades congénitas, queratitis virales. queratitis bacterianas, queratitis asociadas a espiroquetas, queratitis ulcerativa no infecciosa, etc. Simplificando se puede decir que son aquellos transtornos que con el tiempo dan lugar a alguna, o a una combinación de estas tres consecuencias: pérdida de la transparencia de la córnea, distorsión de la forma de la córnea que con lleva a perder las propiedades ópticas y producen dolor.

Visuales. El objetivo en este grupo es mejorar la agudeza visual del paciente, utilizando nuevas técnicas y equipos de cirugía refractiva (incisiones arcuatas, el excimer láser, anillos corneales, etc).

Técnicas quirúrgicas

Las técnicas quirúrgicas empleadas en el trasplante de córnea pueden ser de varios tipos, se nombran algunas:

Cuando no se sustituye todo el espesor de la córnea, es decir, cuando el injerto es parcial, hablamos de queratoplastia lamelar. Ésta puede ser de dos tipos: posterior, si lo que reemplazamos es la parte más interna de la córnea y anterior si la zona sobre la que operamos es la externa. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes.

La penetrante es la técnica más sencilla en general, proporciona mejores agudezas visuales; sin embargo, requiere el empleo de muchos puntos de sutura que deben permanecer durante un año y un postoperatorio controlado por el cirujano oftalmólogo.

Tratamiento

El tratamiento postoperatorio se realiza con corticoides y antibióticos sistémicos, lágrimas artificiales adecuadas al caso y antibióticos tópicos que formule el cirujano oftalmólogo.

Los controles postoperatorios y la retirada de los puntos se realizan de forma variable y escalonada dependiendo de la evolución del paciente. Es muy importante el control mensual después de la cirugía.

Bibliografía

Dua HS, Azuara-Blanco A. Corneal allograft rejection: risk factors, diagnosis, prevention, and treatment. Indian J Ophthalmol 1999.

 Terry MA, Ousley PJ. Deep lamellar endothelial keratoplasty visual acuity, astigmatism, and endothelial survival in a large prospective series. Ophthalmology 2005.

Fogla R, Padmanabhan P. Results of deep lamellar keratoplasty using the big-bubble technique in patients with keratoconus. Am J Ophthalmol 2006.

Edward E. Manche, Gary N. Holland, Robert K. Maloney. Deep lamellar keratoplasty using viscoelastic dissection. Arch Ophthalmol 1999.

SEPARA UNA CITA EN OFTALMOLIMA

Número telefónico: (01)4420492

Wsp: 974 033 461

Facebook: @oftalmolima.pe

Instagram: @oftalmolima.peperu

TikTok: @oftalmolima.pepe

Nuestro Horario de Atención:

10:00 a. m – 6:00 p. m de lunes a viernes

Dirección: Av. Miguel Dasso 126. Of. 302 – San Isidro, Lima – Perú, ver mapa

¿Qué esperas para separar
una cita con nosotros?

Escríbenos a nuestras redes, llámanos

o también deja tus datos aquí.

es_PESpanish
× Escribenos y ten tu consulta virtual gratis.